Regala el Nacional

Vino y embutido, el maridaje perfecto

Share on email
Share on facebook
Share on twitter

Vino y queso forman la pareja perfecta

Cuentan que cuando los antiguos tratantes de vino daban a probar sus productos a los clientes siempre los acompañaban con queso para que el sabor fuerte de éste impidiera detectar los defectos del vino. De ahí la expresión “que no te la den con queso” para advertir de un posible engaño o estafa.

Paradójicamente, vino y queso forman uno de los mejores dúos de nuestra gastronomía y, en su sencillez, regalan grandes momentos de placer. Eso sí, para evitar choques indeseados, lo mejor es dejarse asesorar por los expertos, y eso es lo que se puede hacer en la vinoteca de El Nacional, donde un experto aconsejará al cliente la mejor forma de acompañar los diversos caldos, tanto con quesos como con embutidos, conservas, salazones y pinchos.

El-Nacional-Barra-vinos

La carta de vinos, compuesta por tintos, blancos, rosados, crianza, reserva y gran reserva, ofrece una cuidada selección de las mejores denominaciones de origen españolas, con catorce referencias fijas más dos que van cambiando y que se sirven tanto por botellas como a copas.

La oferta de quesos abarca toda la Península, y ofrece perlas como la premiada torta extremeña Pascualete, el azul de cabra catalán Avi Ton, el imprescindible manchego o el Queijo de Azeitão portugués.

El-Nacional-Barra-Vinos

Capítulo aparte merecen el jamón ibérico de Guijuelo, cortado a mano ante el cliente, así como el lomo y el chorizo ibéricos de bellota, de la misma denominación de origen.

Dos aperitivos, uno de ellos una selección de mariscos en conserva y otro de verduras en conserva, más dos propuestas de salazones, arenques y las reputadas anchoas de L’Escala completan la oferta sólida de esta barra de vinos y embutidos del Paseo de Gracia de Barcelona.

El tercer elemento para el festín perfecto

Junto al vino y el queso o los embutidos, no puede faltar un buen pan para acompañar. Para ello, la Barra de Vinos cuenta con una doble oferta, elaborada por el prestigioso horno L’Espiga d’Or: un pan de larga fermentación, denso y aromático, y un pan de coca tostado, etéreo y crujiente, untado con tomate de colgar, aceite y sal.

Entradas recientes

Cerrar menú
×