Las claves para preparar la mejor ensaladilla rusa

La ensaladilla rusa de Carles Tejedor

Una de las tapas más maltratadas en la restauración es la ensaladilla rusa, elaborada a menudo con ingredientes congelados y de poca calidad. La Taperia dignifica este producto con la receta del director gastronómico de El Nacional, Carles Tejedor, una receta que tiene un solo secreto, según su autor: “producto y sencillez”.

La rusa de La Taperia no lleva huevos, guisantes, zanahorias, aceitunas, gambas, pimientos o judías; se cocina con solo patata, atún y mayonesa, pero no cualquier patata, sino las mejores de cada temporada, el mejor atún y mayonesa elaborada en el propio restaurante.

Las patatas seleccionadas se hierven con piel para evitar que absorban agua y pierdan sabor, se pelan una vez frías, se cortan a dados y se aliñan con la mayonesa junto con el atún. Sencillamente una receta casera deliciosa.

ElNacional_171

Los orígenes

Un plato típico de nuestra gastronomía, creado en 1860 por el chef francés Lucien Oliver, que a sus 22 años decidió viajar a Rusia y ponerse frente los fogones del lujoso restaurante Hermitage, ubicado en Moscú. El plato estrella de la casa fue la “ensalada Olivier”, que tras varios años de cambios y variaciones se ha convertido en la ensaladilla rusa que conocemos hoy en día.

En sus orígenes, este plato contenía ingredientes como langosta, caviar, carne de faisán, lengua de ternera… todo cortado en trocitos pequeños y mezclado con una salsa secreta, creación del chef.